Embajada de la República Argentina en República Francesa

 

Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia (24 de marzo)

Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia (24 de marzo)

 

I. Este nuevo aniversario del golpe de estado que dió comienzo a una de las dictaduras más sangrientas del continente, nos permite reflexionar no sólo acerca de nuestra trágica historia y de la incansable lucha de los organismos de derechos humanos contra la impunidad, sino también acerca de nuestras perspectivas a futuro como nación.

La evolución paulatina de la incorporación de los derechos humanos en la agenda nacional y la politica exterior argentina, a partir de la recuperación de la democracia en 1983, sufrió avances y algunos retrocesos significativos, pero claramente permitió desarrollar pasos muy importantes reconocidos a nivel internacional con relación a las violaciones masivas y sistemáticas que tuvieron lugar durante el terrorismo de Estado.

La madurez alcanzada por nuestra sociedad y nuestras instituciones, la incansable labor del movimiento nacional de derechos humanos en la búsqueda legítima de justicia, y la voluntad política que se hizo presente a partir de mediados de 2003, tuvieron como corolario la coincidencia -por primera vez en nuestra historia democrática- de los tres poderes del estado removiendo sucesivamente los obstáculos jurídicos para identificar y sancionar, en juicios penales ordinarios y con el debido proceso, los responsables por dichas violaciones.

En ese contexto, el estado actual de las causas judiciales por delitos de lesa humanidad (actualizado a diciembre de 2011) arroja por el momento las siguientes cifras:

- Total de procesados: 843 personas, de las cuales más de la mitad (590) ya tiene alguna causa en etapa de juicio oral o cuenta con requerimiento fiscal de elevación a juicio.

- Cantidad de condenados por delitos de lesa humanidad: 267 personas.

Cabe señalar que hasta el año 2008 había 70 personas condenadas, mientras que al finalizar el año 2009 ese número aumentó a 100 y a fines de 2010, a 199. Durante el año 2011 concluyeron 21 juicios en los que se juzgó a 91 personas, de las cuales 8 de ellas fueron absueltas y 83 condenadas.

- En la actualidad, se encuentran en curso 11 juicios en etapa oral, y se estima que en el transcurso del año 2012, se elevarán a juicio oral un total de 19 causas.

* Fuente: Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de las Causas por violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante la última dictadura, dependiente del Ministerio Público Fiscal.

 

II. La experiencia argentina descripta en el punto anterior otorga un liderazgo particular a nuestro país en la materia, conecta nuestra política exterior con los principales desarrollos progresivos en ddhh a nivel internacional y nos consolida como referentes en los debates fundamentales de la comunidad internacional en foros y esquemas formales e informales de discusión, en temas tales como la prevención del genocidio, la educación sobre el Holocausto y otros genocidios, la perspectiva de ddhh y de prevención en la llamada responsabilidad de proteger, así como los desarrollos jurídicos en materia de desaparición forzada de personas, el derecho a la verdad o el uso de la genetica forense vinculada a los derechos humanos. De hecho, estas tres últimas iniciativas surgieron del accionar de esta Cancilleria en la ONU, contando con amplio apoyo y numerosos países copatrocinantes. Como corolario de estas acciones, por ejemplo, en el día de ayer la Presidenta del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra propuso a Pablo de Greiff como el primer Relator Especial sobre la promoción de la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, mecanismo especial instalado a partir de una iniciativa conjunta de la Argentina y Suiza.

Los avances en la Argentina y nuestra proyección como país en los foros especializados multilaterales nos otorgan a su vez un canal directo de diálogo y cooperación bilateral en materia de ddhh con paises de diferentes regiones, culturas, niveles de desarrollos y contextos políticos. Interpretan, por un lado, que tenemos una rica experiencia política y jurídica para transmitir y, por otra parte, que contamos con una voluntad de cooperacion para contribuir con desarrollos de ddhh en otros países, de manera no intrusiva y respetando los propios contextos historico-politicos de cada país, región o cultura.

 

III. Por otra parte, los Estados parte del MERCOSUR y Estados Asociados asisten a una renovada voluntad política y de las instituciones legislativas y judiciales de varios países para avanzar en memoria, verdad, justicia y reparación. Ello incluye también la aceptación y verificación judicial de la existencia de una coordinación represiva entre las dictaduras de la época en la subregión, cooperando entre sí para cometer crímenes aberrantes. El reciente reconocimiento el pasado 21 de marzo del Estado uruguayo por las violaciones de ddhh cometidas en perjuicio de Macarena Gelman y su familia representa un ejemplo paradigmático de la evolución de nuesta subregión en este tema. Y conjuntamente con los desarrollos de la Comision de la Verdad en Brasil, o las numerosas causas y condenas judiciales en Chile, se percibe que también otras sociedades e instituciones cercanas a nuestro pais estan madurando en un sentido similar.

Básicamente la evolución en materia de ddhh en el Cono Sur (y de la Argentina en particular), en un contexto de paz, democracia y debido proceso, podria tratarse de un contribución genuina de nuestra subregión para que la comunidad internacional en su conjunto de un salto crucial a través del cual, paulatinamente, se decida erradicar la tolerancia a la impunidad en materia de crímenes de lesa humanidad. Como en su momento se erradicó la tolerancia a la esclavitud, la tortura o la discriminacion racial sistemática.

 

IV. Por útimo cabe destacar que la evolución de nuestro proceso en materia de erradicación de la impunidad en estos crímenes tiene un impacto directo en el desarrollo progresivo de otras materias de la agenda actual y futura en materia de promoción y protección de derechos humanos.

Los avances en la sanción de aquellos crímenes -que hoy continuan en la medida que permanecen personas desaparecidas y niños (hoy adultos) apropiados o nacidos en cautiverio aun sin recuperar- nos posiciona como país para asumir con mayor legitimidad nuestra posibilidad de contribuir con desarrollos a nivel internacional en otros temas-muchos de ellos con correlatos en evoluciones internas en la Argentina- tales como la discriminación por orientacion sexual, los avances jurídicos en la protección internacional de los derechos de los adultos mayores, la abolición de la pena de muerte, los derechos humanos de los migrantes sin perjuicio de su condicion migratoria, la protección de refugiados o la perspectiva de ddhh en las políticas sociales.

 

Volver -

 

 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular





 
 
Palacio San Martin